Algarrobo

Algarrobo, la crema de cacao natural

El algarrobo (del latín, Ceratonia siliqua) es una planta conocida en la familia de las  fabáceas. Es una planta que crece generalmente en climas mediterraneos, siendo esta nativa de la Cuenca del Mediterráneo. La taxonomía del algarrobo corresponde a la siguiente clasificación científica:

Superreino: Eukarytoa
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Division: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Fabales
Familia: Fabaceae
Subfamilia: Caesalpinioideae
Tribu: Cassieae
Género: Ceratonia
Especie: Ceratonia siliqua.



De follaje perenne, la altura media de esta del Ceratonia siliqua es de entre 5 y 6 metros, pudiendo alcanzar los 10 metros en algunos casos. Las hojas de color oscuro del árbol tienen una extensión de entre 10 y 20 cm siendo estas de una gran dimensión a difrencia de sus pequeñas flores que no llegan a los 3 cm de longitud. Dichas flores contienen la parte comesible del árbol. Un fruto con una pulpa dulzona y deliciosa, mejor conocida como algarroba.

La planta del algarrobo es una especie de árbol con un crecimiento muy lento debido al caluroso clima mediterraneo que suele estar sometido, llegando a resistir muy bien las épocas de sequía. El fruto del árbol comienza a crecer después de 7 o 10 años a partir de su plantación. Una vez transcurrido su periodo de plena fructificación (a los 15 o 20 años) suele dar muy buenos resultados en la producción de su fruto. Se pueden llegar a recolectar entre 90 y 200kg de algarrobas en el mes de agosto. Su recolecta es similar al de la oliva, es decir, mediante vero del árbol o recolentando el fruto del suelo.

Valor nutricional por cada 100 g
Energía 540 kcal 2261 kJ
Carbohidratos: 56,3 g
 • Azúcares: 34,1g
 • Fibra alimentaria: 3,8 g
Grasas: 31,4 g
 • Grasas saturadas: 29,0 g
 • Grasas monoinsaturadas: 0,5 g
 • Grasas poliinsaturadas: 0,3 g
Proteínas: 8,2 g
Agua: 1,5 g
Sodio: 0,1 g
Colesterol: 1,01 mg
Calcio: 303 mg (30,3%)
Cinc: 3,5 mg (50,4%)
Potasio: 633 mg (31,6%)
Vitamina B2: 0,2 mg (12,7%)
Vitamina E: 1,6 mg (13,1%)
% de la cantidad diaria recomendada para adultos.

algarrobo

Usos del algarrobo

El uso que tiene el árbol algarrobo es completo. De este se utilizan todas las partes, desde la madera para los artesanos, hasta sus frutos y hojas como alimento. Una vez que madure su fruto se puede comer crudo, teniendo siempre precaución ya que su semilla es dura y podría lastimarte. Con la algarroba se suele elaborar harina (de la que hablaremos más adelante), y una especie de chocolate con usos dietéticos que adopta el nombre del algarrobo en inglés, “carob”. Los animales de pastoreo (generalmente cabras y ovejas) suelen consumir los frutos maduros del suelo y las hojas tiernas del algarrobo ubicadas en la parte inferior del árbol. Según la especie de árbol y de su correspondiente región, el uso que tiene el tronco del algarrobo suele variar, pero generalmente se utilizar en gremios como la carpintería o los artesanos, y como combustible o como infraestructura rural.

Uso medicinales del algarrobo

Es bastante curioso las dos diferentes acciones que tiene el algarrobo en nuestro organismo. Ya que, cuando el fruto está maduro es un buen laxante, pero su harina tiene propiedades antidiarreicas gracias a sus absorción de las toxinas localizadas en el sistema digestivo.  Su alto nivel en fibra beneficia la regeneración de la flora intestinal al aumentar el número de lactobacilos y estimulando un perfecto transito intestinal. La resina del árbol del algarrobo es muy buena para cualquier tipo de problema respiratorio limpiando sus vías. Su uso es aconsejable para prevenir el asma y la laringitis. Por último, su fruto contiene gran número de antioxidantes con efectos antiflamatorios y antirreumáticos, evitando que se formen células cancerígenas.

Harina de algarroba

Como ya hemos visto anteriormente, el fruto de la algarroba tiene grandes cantidades de proteínas, hidratos de carbono, vitaminas A y B y en minerales. Por ello, su harina contiene el  mismo valor nutricional, con el añadido de ser un tipo de harina con poca cantidad de grasas y calorías, a diferencia de las harinas comunes. No es necesaria la cocción con esta variedad de harina, ya que se puede mezclar fácilmente con agua y lecha, siendo soluble en líquidos. Así mismo, ya sea con la harina tostada o horneándola, se pueden elaborar deliciosos platos partiendo de este sucedaneo como tortas o bizcochos de algarroba. Esto se lo debemos a que la harina de algarroba se utiliza como variedad del chocolate al sustituir el clásico cacao en polvo. Si queremos realizar un sucedaneo del chocolate partiendo de harina de algarroba es recomendable utilizar manteca al mezclar la harina con el agua para darle las grasas  que le faltan a la algarroba respecto al chocolate.

Crema de algarroba

Para aquellos amantes del chocolate que se encuentren en un periodo de dieta, la crema de algarroba se puede convertir en vuestro mejor amigo. Esta crema es un gran sustituto para en clásico y poco saludable chocolate. Con su baja cantidad en grasas saturadas y con un alto valor nutricional, la crema de algarrob es un sucedaneo mucho más saludable y ecológico, manteniendo un gran sabor en boca.

Las diferencias respecto a la crema de cacaco son notorias, empezando desde su bajo contenido graso y terminando por ser un alimento que no necesita ningún aditivo. Esta crema es muy rica en fibra y con ninguna sustancia estimulante, como la teobromina (la culpable de crearnos falsa sensación de energía en el chocolate).

La algarroba es seis veces más baja en contenido graso que el cacao (en forma de chocolate la diferencia es mayor: 3 % de contenido graso frente al 40 % del chocolate con cacao convencional).

También te podría interesar: